Delincuencia ambiental organizada trasnacional o transfronteriza | Miguel Ángel Asturias

Dr. Miguel Ángel Asturias

1. Introducción. 2. Delincuencia organizada transnacional y el delito ambiental como  fenómeno mundial. 3. Delitos cometidos por la delincuencia organizada transnacional. 4. Casos de delincuencia organizada y el proyecto de INTERPOL. 5. Casos de responsabilidad por el producto de transcendencia internacional. 6. Conclusión.

1. Introducción

El presente trabajo destaca la importancia que tiene en la actualidad el tema penal ambiental en el ámbito internacional. Específicamente daremos tratamiento a la Delincuencia ambiental organizada trasnacional o transfronteriza. Para ello abordaremos cuestiones relacionadas con la normativa internacional y el problema que representa la delincuencia organizada para el ambiente, los proyectos desarrollados en la materia por organizaciones internacionales y, finalmente los casos de responsabilidad por el producto.

2. Delincuencia organizada transnacional y el delito ambiental como un fenómeno mundial

De la Resolución del Parlamento Europeo, de 25 de octubre de 2011 sobre la delincuencia organizada de la Unión Europea (2010/2309(INI)) surgen algunas consideraciones de interés a los fines del presente trabajo como los apartados “B. Considerando que la delincuencia organizada genera un enorme costo social, viola los derechos humanos e incumple las normas democráticas, desvía y derrocha recursos (…) y contamina y destruye el medio ambiente (…); E.  Considerando que las organizaciones criminales han centrado sus actividades en numerosos ámbitos cada vez más amplios, por ejemplo los delitos medioambientales y que la mayoría de las actividades ilícitas tienen un carácter transnacional y transeuropeo; H.  Considerando que la amenaza de la delincuencia organizada para la Unión Europea supera sus fronteras y, por lo tanto, hay que hacerle frente teniendo en cuenta la necesidad de un enfoque global e internacional que requiere la estrecha cooperación con terceros países y con organismos internacionales, como por ejemplo INTERPOL y la UNODC.-

Desarrollar el principio de reconocimiento mutuo de las decisiones en materia penal y mejorar la cooperación judicial y policial en la Unión Europea y con terceros países; Otras recomendaciones en materia de lucha contra la delincuencia organizada; Medidas de lucha relativas a ámbitos de acción específicos de la delincuencia organizada entre las que  pide a la Comisión que supervise cuidadosamente la transposición por los Estados miembros de la Directiva sobre la protección del medio ambiente mediante el Derecho penal, para garantizar que se lleva a cabo con prontitud y eficacia; pide a la Comisión que desarrolle instrumentos innovadores para perseguir a los autores de delitos medioambientales cometidos por la delincuencia organizada, por ejemplo presentando una propuesta para ampliar a escala de la Unión Europea la experiencia positiva italiana con el delito de «actividad organizada para el tráfico ilegal de residuos», tipificado desde 2011 como delito que provoca gran alarma social (cuya instrucción forma parte de las funciones de la Dirección de Distrito Antimafia); pide que se refuerce la acción de las oficinas del Convenio CITES y su coordinación a escala europea en el tráfico ilegal de especies animales y vegetales protegidas y en riesgo de extinción”[1].

Destacamos que el problema de la Delincuencia Organizada transnacional no surge de la nada[2], pues tiene determinados factores económicos, políticos y sociales provocados por la globalización que permiten su crecimiento constante y la obtención de ganancias suficientes que les permiten perdurar y subsistir. De los cuales destacamos: La debilidad de las instituciones fundamentales de los estados[3]; la marginación de importantes sectores en los diferentes grupos sociales[4]; flexibilización de las voluntades políticas para combatir este fenómeno[5]; incremento de los movimientos migratorios[6]; facilidades para ejecutar las operaciones financieras[7]; falta de equidad social y económica entre países desarrollados y en desarrollo; la permeabilidad de las fronteras internacionales; la apertura de las economías nacionales; la velocidad de las transacciones comerciales internacionales[8]; la corrosión de los valores morales y la falta de organismos supranacionales[9] para la aplicación de las leyes[10].

La delincuencia organizada transnacional opera donde puede lucrar mediante transacciones ilícitas. Una fuente de ingresos es el delito ambiental, en particular el tráfico ilícito de fauna silvestre y madera. El problema es particularmente agudo en los países en desarrollo, pues los gobiernos con recursos insuficientes muchas veces se ven privados de medios para controlar la explotación de sus recursos naturales. En lugar de promover el progreso económico, la riqueza natural mal administrada puede conducir a la mala gobernanza, la corrupción o incluso el conflicto violento[11].

El delito ambiental es un fenómeno mundial[12], que supera a sus dos principales corrientes: el tráfico de fauna silvestre de África y Asia sudoriental a Asia y el tráfico de madera de Asia sudoriental a la Unión Europea y Asia.

La delincuencia contra el medio ambiente es un grave y creciente problema en el ámbito internacional que adopta múltiples formas. En general, se considera delito contra el medio ambiente la explotación ilícita de fauna y flora silvestre en cualquier lugar del planeta; y, delito de contaminación, el comercio y eliminación de residuos y materiales peligrosos en contravención de las leyes nacionales e internacionales[13]

Además de estos delitos actuales y conocidos, están surgiendo nuevos tipos de actividades delictivas que atentan contra el medio ambiente, como el comercio de derechos de emisión de carbono y los delitos relacionados con la gestión del agua[14].

La delincuencia contra el medio ambiente no tiene fronteras, puede afectar a la seguridad y a la economía de un país, e incluso puede poner en peligro su supervivencia. Las redes de delincuencia organizada son las responsables de un porcentaje significativo de los delitos contra la flora y la fauna silvestres y de los delitos de contaminación, que consideran de bajo riesgo y alta rentabilidad[15].

Las mismas rutas utilizadas para el contrabando de especies silvestres a través de países y continentes se suelen utilizar también para el tráfico ilícito de armas, drogas y personas. Por ello los delitos contra el medio ambiente se cometen a la par que otros actos delictivos como la falsificación de pasaportes, la corrupción, el blanqueo de capitales y el asesinato[16].

3. Delitos cometidos por la delincuencia organizada transnacional

El comercio ilegal de flora y fauna silvestres

Es un negocio lucrativo para los grupos delictivos organizados, en el que los cazadores furtivos consiguen pieles y partes del cuerpo de los animales para exportar a mercados extranjeros. El tráfico de marfil, cuernos de rinocerontes y pieles y huesos de tigres de África y el Asia sudoriental a Asia produce 75 millones de dólares por año de ganancias mal habidas y pone en peligro la existencia de algunas especies[17]. El valor del comercio de madera ilícita de Asia sudoriental a la Unión Europea y Asia se estima en 3.500 millones de dólares en 2010[18].

Los grupos delictivos organizados también comercian plantas raras y animales vivos, amenazando su propia existencia para atender a la demanda de coleccionistas o consumidores desprevenidos. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), los traficantes trasladan ilegalmente más de 100 millones de toneladas de pescado, 1,5 millones de pájaros y 440.000 toneladas de plantas medicinales por año[19].

El tráfico ilícito de recursos naturales abarca el contrabando de materias primas, entre ellas diamantes y metales raros (con frecuencia desde zonas de conflicto)[20].

La venta de medicamentos adulterados

 Es motivo de honda preocupación, ya que entraña un comercio potencialmente letal para los consumidores. Aprovechando la expansión del comercio legítimo de productos farmacéuticos de Asia a otras regiones en desarrollo, los delincuentes comercian medicamentos fraudulentos provenientes de Asia, en particular al Asia sudoriental y África, por valor de 1.600 millones de dólares. En lugar de curar a los enfermos, esos medicamentos pueden provocar la muerte o crear resistencia a la medicación utilizada para tratar enfermedades infecciosas mortales como el paludismo y la tuberculosis. Además de los métodos de tráfico tradicionales, los delincuentes siguen desarrollando un comercio electrónico lucrativo de medicamentos fraudulentos en los países desarrollados y los países en desarrollo por igual, lo que también puede repercutir en la salud de los consumidores[21].

El tráfico de desechos peligrosos y radiactivos y otros problemas ambientales

Se encuentran tratados dentro de las resoluciones aprobadas por la conferencia de Naciones Unidas en la Resolución 1 sobre Declaración y Plataforma de Acción de Beijing. Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, reunida en Beijing del 4 al 15 de septiembre de 1995 en su apartado K “La mujer y el medio ambiente” 258 “Medidas que han de adoptar los gobiernos, las organizaciones regionales e internacionales y las organizaciones no gubernamentales, según resulte apropiado” la cual entre otras cuestiones propone en el punto c) “Velar por que se cumplan plenamente las obligaciones internacionales pertinentes, incluso cuando proceda, las disposiciones del Convenio de Basilea y otros convenios relativos al movimiento transfronterizo de desechos peligrosos (que incluyan desechos tóxicos). Y en el Código de Práctica del Organismo Internacional de Energía Atómica relativo al movimiento de los desechos radiactivos; promulgar y hacer cumplir reglamentaciones para la gestión ecológicamente racional del almacenamiento y los movimientos; considerar la posibilidad de tomar medidas para prohibir los movimientos que no se hagan en condiciones de seguridad y con las debidas garantías; y velar por el estricto control y gestión de los desechos peligros y los desechos radiactivos de conformidad con las obligaciones internacionales y regionales pertinentes, y eliminar la exportación de esos desechos a países que, en forma aislada o en virtud de acuerdos internacionales, prohíban su importación”[22].

4. Casos de delincuencia organizada y el proyecto de INTERPOL

De los 27 países que participan en el compendio de casos de Delincuencia Organizada[23], únicamente dos, Brasil y España, han proporcionado casos sobre delincuencia organizada contra el medio ambiente. Esto no debe interpretarse como una falta de conciencia sobre este tipo de delitos, ni necesariamente como una indicación de una penalización defectuosa. Sin embargo, en general, los castigos para los delitos ambientales son relativamente bajos, con el riesgo de que queden excluidos de aquellas categorías de crímenes organizados o delitos graves, para los cuales usualmente existen herramientas legales y recursos reforzados para la aplicación de la ley[24].

Los cuatro casos de delincuencia organizada contra el medio ambiente presentados por el Brasil y España involucran un grupo delictivo organizado dedicado a la extracción ilícita, comercio y exportación de fragmentos de arrecifes de coral; dos grupos dedicados a la caza y el comercio de especies animales en peligro; y un grupo que trafica con maderas preciosas extraídas de bosques protegidos para los mercados nacional e internacional[25].

El experto brasileño ha subrayado que estos delitos ambientales han introducido un nuevo género de delincuencia organizada en el sistema de justicia penal brasileña, además de los casos tradicionales de tráfico de drogas. La conducta delictiva en estos cuatro casos sigue la misma estructura que en casos tradicionales, incluido un “modelo de negocios” de acción y el uso de modernos recursos tecnológicos. El alto nivel de organización de los grupos delictivos requiere, por parte de las agencias encargadas de la aplicación de la ley, una gran dedicación de tiempo, un sistema de soporte financiero y de personal, al igual que equipo técnico[26].  

Los casos enviados en su totalidad presentan delitos que pueden agruparse en dos categorías: delitos que son estructuralmente “instrumentales” para la vida de los grupos de la delincuencia organizada (tales como participación en un grupo, corrupción y blanqueo de dinero) y una abundante cantidad de “delitos finales” que producen beneficio material directo. La segunda categoría incluye: Tráfico de drogas, tráfico de armas, tráfico de seres humanos, contrabando de migrantes, tráfico y contrabando de bienes, contrabando, delitos cibernéticos, falsificación, fraude, tráfico de bienes culturales, piratería, crímenes ambientales, evasión fiscal, delitos financieros y otros delitos en contra de la Administración Pública[27].

Algunas de estas categorías de delitos han ingresado dentro del discurso internacional sobre la delincuencia organizada únicamente en tiempos recientes. En sus sesiones de 2008 y 2010, la Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Trasnacional Organizada, ha considerado la expansión de las actividades de los grupos delictivos a nuevas formas delictivas como un problema que debe tratarse de manera cuidadosa[28]. El delito cibernético, el tráfico de bienes culturales, el tráfico de recursos naturales, los delitos relacionados con la falsificación de medicamentos, la piratería marítima y el tráfico de órganos, han sido las nuevas formas de delincuencia organizada más frecuentemente discutidas. Entre esas categorías de delitos – llamados a menudo “delitos organizados nuevos y emergentes”- tres de ellos se ilustran mediante más de un caso disponible: delitos ambientales, delitos cibernéticos y tráfico de bienes culturales[29].

Delitos ambientales

La oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el delito realizó un compendio de casos de delincuencia organizada en donde los recopilo y comentó a través de las experiencias adquiridas en donde se observan diferentes casos sobre la tala de árboles: la delincuencia organizada y aspectos transnacionales; el uso de la “geointeligencia”; el comercio de animales protegidos; otros campos de protección ambiental: contaminación y tráfico de desechos[30]:

Casos Brasileños. Conclusiones: El experto brasileño argumento que para combatir mejor dicho tipo de criminalidad, eran necesarios un monitoreo preventivo y un servicio de inteligencia confiable, al igual que la integración de la ley penal ambiental dentro de la legislación de Delincuencia organizada.

La tala ilícita en la Amazonía y que aún no ha sido adjudicado definitivamente, añade observaciones específicas a estas perspectivas. Los acusados presuntamente obtuvieron autorizaciones oficiales para talar y comercializar madera mediante el uso de medios fraudulentos, tales como la tergiversación de la naturaleza y el estatus legal de la propiedad de territorios, la disponibilidad ficticia de “créditos forestales”, la falsificación del Inventario Forestal, la presentación de proyectos falsos de gestión forestal (“Plano de Manejo Forestal”), corrupción de Funcionarios Públicos para obtener una evaluación favorable y rápida de las solicitudes para la autorización.

En ese caso 172 personas han sido acusadas de varios delitos, incluidos, junto con los delitos específicos relacionados con la madera, corrupción (presuntamente cometida también por varios funcionarios de alto nivel y por un parlamentario) y participación en una asociación delincuencial.

Al señalar las razones para el éxito investigativo, el experto subraya la combinación de técnicas de investigación clásicas con técnicas modernas de “geo-inteligencia”. En el caso se han utilizado abundantemente técnicas de detección remota y de “geo-procesamiento”: los expertos consideran el análisis Mult.-tiempo de imágenes satelitales de los territorios involucrados como un método único e irremplazable para reunir evidencia.

Un método que se basa en una “producción independiente de información y datos de inteligencia”, corresponde así a un enfoque proactivo en las investigaciones. Las autoridades brasileñas adoptaron entonces la metodología de investigación utilizada en el caso como modelo para todos los casos de explotación ilícita y tráfico transnacional de recursos forestales y minerales.

También es interesante notar que, en la evaluación realizada, el rol de los funcionarios y profesionales corruptos (por ejemplo, ingenieros, expertos topográficos y otros expertos) que contribuyeron a la obtención de las autorizaciones no estuvo confinada a la mera función de facilitadores en las actividades fraudulentas.

Por el contrario, ellos, buscando de manera activa su propio interés personal, aparecen como uno de los “motores” de todo el esquema delictivo, fomentándolo no menos que otros, tales como los propietarios de tierra o de aserraderos involucrados, transportistas y gerentes autorizados de Proyectos Forestales. Todo esto caracteriza la conducta delictiva como “Delincuencia organizada”, del tipo en el cual una variedad de personas o grupos de personas combinan sus intereses y funciones, con el propósito de obtener cada uno una ganancia ilícita. Por lo tanto, el especialista concluye que, en casos similares, las acciones de prevención y supresión deben planearse siempre de manera integral, tocando las diferentes categorías de potenciales actores delictivos. El caso también se consideró de relevancia por la capacidad de los investigadores para permitir la acusación de 12 funcionarios públicos de alto nivel.

Sin embargo, pese al éxito de las operaciones de aplicación coercitiva de la ley en Brasil, la falta de recursos suficientes de los organismos encargados de aplicar la ley y las fiscalías en todas las zonas citadas, podría constituir un considerable obstáculo para investigaciones. También se resalta que la estimación del Banco Mundial del producto anual de la tala y tráfico ilícito en el mundo es del orden de los 10 a 15 mil millones de dólares estadounidenses.

En relación con los aspectos transnacionales de esta clase de delito ambiental, se subraya que el 80% de los productos forestales se destinan a países extranjeros, tales como los Estados Unidos, China y países europeos. Por varias razones, incluida la falta de normas adecuadas de la ley penal internacional, los traficantes pueden acompañar fácilmente el material exportado con documentación que pruebe su origen y comercio legal y los compradores pueden escudarse fácilmente detrás del principio de “tercero de bonafide”.  Así se sugiere un paralelismo con las normas internacionales en el campo del blanqueo de dinero de los productos del delito, cuestionando si no deberían estudiarse inmediatamente las disposiciones internacionales, a fin de aplicar también los esquemas normativos similares a aquellos en vigor para el blanqueo de productos financieros a los productos forestales y mineros. Las repetidas referencias del experto brasileño a recursos y productos minerales, tratados en conjunto con productos forestales, hace que las observaciones sean también relevantes para los puntos mostrados por otro experto sudafricano en conexión con el caso SAF 1, en relación con la falta de penalización internacional del tráfico de metales preciosos.

Otros casos ilustran el tráfico de animales protegidos (BRA 12 y SPA 8): Las investigaciones españolas descubrieron una organización delincuencial (un total de 15 personas) claramente subdividida en dos niveles: un grupo de ellos trabaja para capturar aves de presa protegidas, o para recolectar sus huevos o polluelos; un segundo grupo recibe estos animales y trafica con ellos en el ámbito nacional o internacional. La iniciativa pertenece a este segundo grupo, y algunas veces queda claro que la captura es ordenada de manera específica por los traficantes, o por el futuro comprador; los traficantes también son acusados de falsificación, debido a que trataron de esconder la apropiación ilícita de los animales[31], creando documentación falsa que muestra su origen legal (por ejemplo, atribuyendo al animal un anillo de identificación falso). En el caso brasileño, en relación con el tráfico internacional de animales protegidos de muchos parques y reservas naturales de varios estados brasileños, las dimensiones son impresionantemente más amplias: 102 personas investigadas; 72 órdenes de arresto; 102 órdenes de incautación y 300.000 animales incautados.

Estiman que el volumen anual del tráfico era de 500.000 animales por un valor de 20 millones de reales brasileños. A la luz de cifras tan impresionantes, se destaca que “en cuanto a la legislación vigente en Brasil para prevenir y combatir los delitos ambientales, la Ley 9605/98 no ha establecido como delito penal la conducta del tráfico internacional de animales silvestres, y en el caso, teniendo en cuenta la naturaleza internacional del delito, se imputó el delito de contrabando según lo provisto en el artículo 334, par. 3, del Código Penal Brasileño”.

Los casos brasileño y español cubren únicamente un área de entre todo el escenario del delito ambiental.

De manera patente, para sacar conclusiones generales sobre los delitos ambientales y su relación con el Delincuencia organizada, deben enviarse y estudiarse casos en relación con otros campos ambientales, como mínimo, aquellos relacionados con la contaminación y el tráfico de desechos.

Por su parte los italianos, por ejemplo, en la primera reunión de expertos indicaron la existencia en su país de casos extremadamente graves de tráfico ilícito de desechos y de eliminación de desechos; ellos subrayaron cómo en algunas regiones (particularmente en Campania) estos delitos están inevitablemente relacionados con los intereses de grupos locales de la delincuencia organizada tipo mafia, involucrados totalmente en su comisión.

Se destaca un informe del Dirección Nacional Italiana Antimafia 103 de 2009, dirigido a la descripción general de esta clase de delito en Italia que enfatizó la necesidad de promover dichos delitos entre aquellos que caen dentro de la jurisdicción de esa oficina especializada de fiscalía, permitiendo así supervisar y coordinar la investigación y la acusación, según sea necesario al hacer frente a grupos mafiosos bien establecidos basados en familia y territorio. Los casos específicos mencionados de manera rápida en ese informe, relacionados con la eliminación ilícita de desechos peligrosos o normales, incluyen la obtención de autorizaciones fraudulentas, frecuentemente emitidas por funcionarios corruptos. Sobre dicho punto, los casos italianos corresponderían a la naturaleza penal anotada en el caso brasileño comentado anteriormente: esto induce a concluir que, en la lucha contra estos delitos, un régimen regulatorio fuerte y mecanismos de prevención efectivos, incluidas medidas preventivas anticorrupción, pueden ser tan importantes como las herramientas apropiadas de la ley penal.

Una visión interesante de las diferentes áreas en las cuales la ley penal puede intervenir para proteger el medio ambiente, se ofrece también mediante el rico programa de proyectos actualmente llevados a cabo o previstos por INTERPOL:

Proyecto Predador: cuyo objetivo es mejorar la capacidad de aplicación de la ley en los 13 países donde aún viven tigres salvajes; mejorar la comunicación de inteligencia para desarrollar una imagen mundial de la actividad delincuencial que amenaza a los tigres.-

Proyecto Sabiduría: que busca conservar elefantes y rinocerontes mediante operaciones internacionales, comunicación mejorada y entrenamiento de la policía local.

Proyecto Hoja: es una iniciativa para combatir la tala ilegal y otros delitos forestales, liderada por INTERPOL y por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Éste busca apoyar operaciones de aplicación, proporcionar entrenamiento y soporte táctico y mejorar la recolección de inteligencia[32].

Proyecto Mares Limpios: consiste en la producción de un manual sobre la investigación de contaminación de naves y la entrega de cursos de entrenamiento en aplicación de la ley. También están en preparación herramientas para ayudar en la investigación de la descarga ilegal de desechos desde las naves.

Proyecto Forense del Delito de Contaminación: dirigido a crear una red de expertos técnicos y forenses ambientales, que promueva mejores prácticas forenses ambientales y las convierta en un manual para su distribución.

Global E-Waste: basado en la intención de diseñar y ejecutar un análisis mundial dirigido por inteligencia de las conexiones entre el Delincuencia organizada y la exportación ilegal de desechos electrónicos.

5. Casos de responsabilidad por el producto de transcendencia internacional

El caso “Contergan”. El producto peligroso constituido por la sustancia talidomida

En este caso se analizaron graves y dramáticas deformaciones físicas, consistentes en fémur y radio sumamente cortos, ausencia de dedos y orejas, además de otras anomalías urinarias y cardíacas, etc., todas producidas en niños cuyas madres habían consumido la droga “Contergan” durante el primer trimestre de gestación como antiemético y sedante (no barbitúrico); en Inglaterra, la cantidad de casos fue superior al 20%. Entre 1959 y 1961 nacieron en la Ex Alemania Occidental más de tres mil niños con malformaciones en los miembros producto de la ingesta de esta droga. También en Alemania, a la droga sintetizada se la denomino “Contergan”, que era la marca asignada por la fabrica productora, pero el nombre genérico era la denominación talidomide.

Luego de averiguaciones realizadas durante seis años y medio, la fiscalía enjuició en 1967 ante el Tribunal Provincial de Aquisgrán a los dirigentes de la firma Farmacéutica Grünenthal, haciéndolos responsables de la fabricación y venta del medicamento “Contergan” y la sustancia talidomida. La fiscalía les imputo homicidio culposo y lesiones culposas y dolosas, además de las infracciones a la ley de medicamentos[33].

El caso de Nigeria desde 1976

Durante décadas, un humo impregnado de sustancias peligrosas se eleva desde esta región por la extracción y transporte de petróleo del delta del Níger cada año se quema el equivalente a 2 mil millones y medio de dólares de gas, según los cálculos del Banco Mundial. Ya se han extraído miles de millones de barriles de petróleo, gracias a la cual Nigeria es no de los principales productores mundiales de oro negro. Y gracias a ello fueron deportados pueblos indígenas, sus líderes martirizados, hubo violaciones a los derechos humanos, derrames y suciedades ambientales por el descontrol de la combustión continua, dando lugar a episodios repetidos de violencia debido a un intento de robo de algunos de los más pobres del tanque de los oleoductos que atraviesan la región[34].

El caso “Holzschutzmittel”. Producto con PCP. El denominado “protector de la madera”

En este caso se dictó una sentencia con fecha 2 de agosto de 1995 por parte del Tribunal Supremo Alemán, sobre un tema tratado precisamente por el Landgericht de Francfort del Melo; en los hechos se trataba de una empresa que comercializaba productos protectores de la madera. Dentro de los compuestos del producto se hallaban el PCP y el láudano, que tenían características tóxicas. El uso del producto llevó al primer caso de muerte en agosto de 1977. En 1988 se dicto sentencia contra las empresas responsables, donde se afirmaba la relación de causalidad entre el uso de PCP y láudano, y los consiguientes daños en la salud de los usuarios.

En 1984 se presentaron ante una comisión creada “ad hoc” por el Departamento de Investigación Federal para la aprobación y autorización de medicamentos cerca de 2100 denuncias de damnificados por la utilización de los citados productos protectores de la madera, llegando dos empresas a ser enjuiciadas.

El 25 de mayo de 1993, el LG de Francfort dictó sentencia condenatoria contra los gerentes de una de las empresas por el delito de lesiones imprudentes en concurso ideal con el delito de vertido de sustancias tóxicas[35].

El caso del “Lederspray

Fue un caso del tipo de la responsabilidad penal por el producto, consistente en un spray para cueros, fue resuelto y sentenciado finalmente por el Tribunal Supremo Federal. Nuevamente el caso nos sitúa en Alemania; en tal oportunidad el tribunal se expidió afirmando la existencia de una relación causal entre la utilización del producto y determinados daños corporales y lesiones, a pesar de no haber sido completamente identificada la sustancia contenida en aquél que había producido lesiones[36].

El caso del aceite de la colza

En mayo de 1981, empezaron a aparecer los primero síntomas de lo que poco después se reveló claramente como un tipo de intoxicación masiva de miles de personas, que en principio habría sido provocada por el consumo de un aceite de colza desnaturalizado desviado al consumo humano, teniendo entonces que enfrentar la justicia española un problema jurídico, en cuanto a la determinación de la causalidad, de singular relevancia y con una significación social de dimensiones generales, teniendo en cuenta que se produjeron más de 300 muertos y unos 15.000 damnificados como consecuencia de ese producto[37].

El caso “Degussa”

Otro importante caso donde se trató la responsabilidad por el producto giró en torno de la responsabilidad y la indemnización por daños, debido a la utilización tradicional de compuestos de amalgama de mercurio  en la producción de empastes dentales. La Fiscalía de Francfort logró, en un proceso por lesiones corporales contra toda la junta directiva de Degussa S.A., que este único fabricante alemán de amalgamas abandonara la producción, y admitió un “acuerdo” procesal penal, que tuvo por objeto el sobreseimiento del proceso por lesiones corporales a cambio de erigir una fundación que debía emprender o financiar investigaciones científicas y odontológicas sobre el peligro que representan para la salud los empastes a base de amalgama de mercurio[38].  

El desastre de Bhopal en India. El mayor de la industria química

El desastre de Bhopal, ocurrido el 3 de diciembre de 1984 en la región de Bhopal (India), se originó al producirse una fuga de isocianato de metilo en una fábrica de pesticidas propiedad de un 51% de la compañía estadounidense Union Carbide (parte de cuyos activos fueron posteriormente adquiridos por Dow Chemical) y del restante 49%, del gobierno de la India.

Miles de personas murieron de forma casi inmediata asfixiadas por la nube tóxica y otras muchas fallecieron en accidentes al intentar huir de ella durante la desesperada y caótica evacuación de la ciudad.

Se estima que entre 6.000 y 8.000 personas murieron en la primera semana tras el escape tóxico y al menos otras 12.000 fallecieron posteriormente como consecuencia directa de la catástrofe, que afectó a más de 600.000 personas, 150.000 de las cuales sufrieron graves secuelas. Además, perecieron también miles de cabezas de ganado y animales domésticos y todo el entorno del lugar del accidente quedó seriamente contaminado por sustancias tóxicas y metales pesados que tardarán muchos años en desaparecer. La planta química fue abandonada tras el accidente y Union Carbide no respondió por los daños causados.

El 7 de junio de 2010, el tribunal indio que juzgaba este desastre condenó a ocho directivos de la empresa a dos años de prisión y a abonar 500.000 rupias (10.600 dólares / 8.900 euros)[39].

Abra Pampa, Argentina. La montaña de plomo de Argentina

En 1985 cerro sus puertas la industria de transformación Huasi, después de haber trabajado durante tres décadas. Dejó como saldo hasta la actualidad una montaña de plomo en la localidad de Abra Pampa, que no es una formación geológica, sino industrial compuesta por 30.000 toneladas de residuos de plomo. Conforma todavía en la actualidad una verdadera bomba ecológica que posiblemente haya afectado o afectará la salud de toda una región entera del norte argentino.

Destacamos también que en esa región de la Argentina también han existido y continúan existiendo grandes problemas ambientales relacionados con los ingenios azucareros, la explotación arqueológica de minas, las papeleras,  la contaminación de las aguas, entre otros problemas ambientales que también afectan a todo el país.  

El accidente de Chernóbil

Fue un accidente nuclear sucedido en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin (a 18 km de la ciudad de Chernóbil, actual Ucrania) el sábado 26 de abril de 1986. Considerado, junto con el accidente nuclear de Fukushima I en Japón de 2011, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares (accidente mayor, nivel 7), constituye uno de los mayores desastres medioambientales de la historia.

Aquel día, durante una prueba en la que se simulaba un corte de suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de esta central nuclear produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior. Básicamente se estaba experimentando con el reactor para comprobar si la energía de las turbinas podía generar suficiente electricidad para las bombas de refrigeración en caso de fallo (hasta que arrancaran los generadores diésel). La cantidad de dióxido de uranio, carburo de boro, óxido de europio, erbio, aleaciones de circonio y grafito expulsados, materiales radiactivos y/o tóxicos que se estimó fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945, causó directamente la muerte de 31 personas y forzó al gobierno de la Unión Soviética a la evacuación de 116.000 personas provocando una alarma internacional al detectarse radiactividad en al menos 13 países de Europa central y oriental.

Después del accidente, se inició un proceso masivo de descontaminación, contención y mitigación que desempeñaron aproximadamente 600.000 personas denominadas liquidadores en las zonas circundantes al lugar del accidente y se aisló un área de 30 km de radio alrededor de la central nuclear conocida como Zona de alienación, que sigue aún vigente. Solo una pequeña parte de los liquidadores se vieron expuestos a altos índices de radiactividad. Los trabajos de contención sobre el reactor afectado evitaron una segunda explosión de consecuencias dramáticas que podría haber dejado inhabitable a toda Europa.

Dos personas, empleadas de la planta, murieron como consecuencia directa de la explosión esa misma noche y 31 en los tres meses siguientes. Mil personas recibieron grandes dosis de radiación durante el primer día después del accidente, 200.000 personas recibieron alrededor de 100 mSv, 20.000 cerca de 250 mSv y algunos 500 mSv. En total, 600.000 personas recibieron dosis de radiación por los trabajos de descontaminación posteriores al accidente. 5.000.000 de personas vivieron en áreas contaminadas y 400.000 en áreas gravemente contaminadas, hasta hoy no existen trabajos concluyentes sobre la incidencia real, y no teórica, de este accidente en la mortalidad poblacional.

Tras prolongadas negociaciones con el gobierno ucraniano, la comunidad internacional financió los costos del cierre definitivo de la central, completado el 15 de diciembre de 2000. Inmediatamente después del accidente se construyó un “sarcófago”, para aislar el interior del exterior, que se ha visto degradado en el tiempo por diversos fenómenos naturales por lo que corre riesgo de desplomarse. Desde 2004 se lleva a cabo la construcción de un nuevo sarcófago para el reactor. El resto de reactores de la central están cerrados[40].

Texaco (actualmente Chevron) y el peor desastre petrolero del mundo

Ecuador es actualmente el sitio de lo que expertos reconocen como el peor desastre petrolero del mundo, ahora llamado “el Chernobyl de la Amazonía,” por una contaminación desastrosa dejada por la transnacional Texaco.
Desde el año 1964 hasta 1992, la compañía petrolera transnacional construyó y operó pozos y estaciones de producción petrolera en la región norte de Amazonía Ecuatoriana. Cuando llegó Texaco a esta región, se le concedió un territorio de alrededor  de 1.500.000 hectáreas de selva pura donde vivían varias comunidades indígenas con sus costumbres ancestrales en armonía con la naturaleza.

Hoy en día, docenas de comunidades siguen sufriendo las consecuencias de la contaminación que ha afectado su salud, elevando sustancialmente las tasas de cáncer en la zona, los problemas reproductivos y defectos de nacimiento.

Varias comunidades indígenas de la zona han tenido que abandonar sus hogares.
Texaco contaminó una amplia zona del territorio nacional, botando desechos tóxicos y aguas de formación  (desechos de aguas del proceso de explotación petrolero) de  altamente toxicas en esteros y ríos además de la construcción de piscinas obsoletas y permeables que siguen contaminando las aguas subterráneas y la atmósfera. Estos ríos y esteros son utilizados por más de 30.000 personas como fuentes de agua de consumo, cocina, aseo personal, riego, y pesca. 

Durante la época en que operó Texaco en Ecuador, la transnacional decidió que, para maximizar sus ganancias, no utilizarían las técnicas ambientales estándares de la época que consiste en reinyectar al subsuelo las aguas de formación  y desechos tóxicos que suben durante el proceso de perforación.  En vez de hacer esta reinyección, Texaco desechó miles de millones de galones de agua de formación que contienen químicos tóxicos y carcinogénicos a la superficie.  La cantidad de crudo y desechos derramados en el medio ambiente ecuatoriano es 30 veces mayor a la cantidad vertida en el desastre del famoso tanquero Exxon Valdez en las costas de Alaska.

Después de más de 10 años en las cortes de Estados Unidos, en donde se decidió que la transnacional Chevron debía someterse a las cortes ecuatorianas, se inició el juicio en el Ecuador en Mayo del 2003 en la ciudad de Lago Agrio.  Los  demandantes incluyen colonos y cinco nacionalidades indígenas, Siona, Secoya, Cofán,  Huaorani y Kichwa del oriente divididas en 80 comunidades sumando más de 30.000 afectados.  Se exige la reparación de la zona la cual según expertos internacionales costaría alrededor de 6.000 millones de dólares.  Chevron sostiene que hizo una remediación en la zona afectada entre 1996 y 1998, remediación cuestionada por la contraloría.

Muestras de suelo y agua tomadas después de esta “remediación” presentan altos niveles de contaminación, demostrando así la fraudulenta limpieza realizada por Texaco[41].

El vertido de Crudo del Exxon Valdez

El 24 de Marzo de 1989 el barco Exxon Valdez, de la compañía Exxon Mobil, al zarpar de la terminal Alyeska en Alaska se golpeó con un arrecife y derramó aproximadamente 41 millones de litros de crudo en el mar, causando una de las mayores catástrofes ecológicas en el mundo. Alaska, es una de las reservas ecológicas más importantes la cual ofrece cobijo a centenas de especies protegidas o en extinción. Debido a la falta de un plan de contingencia preparado, las compañías responsables y la guardia costera tardaron 15 horas en responder. El crudo se extendió y la marea negra llegó a cubrir 26.000 km2 de mar, afectando directamente 2.500 km del litoral. El daño provocado fue desolador, miles de animales murieron en el acto. Alrededor de 350.000 aves, 3.000 nutrias marinas, 300 focas, 250 águilas calvas, 22 orcas y billones de huevos de salmón y arenque. Los daños se extendieron también a la industria pesquera y al turismo en la zona.

A día de hoy, el derrame de Exxon Valdez de hace 23 años, continúa afectando a los ecosistemas de la zona. Los últimos estudios científicos demuestran que la mayoría de las poblaciones de las especies afectadas durante el vertido no han vuelto a recuperarse después del accidente y sus poblaciones siguen por debajo de los niveles previos a la catástrofe, sin previsión de una recuperación completa. Aún, permanecen restos de petróleo en el área, tanto en el subsuelo como en la cadena trófica, lo cual indica una exposición crónica que da cómo resultado la disminución de la tasa de supervivencia y reproducción de muchas especies.

Actualmente el caso continúa siendo una batalla legal en los tribunales, entre la empresa petrolera más grande del mundo y 32.000 pescadores, propietarios e instituciones locales afectadas. Exxon Mobil aún no asume toda la responsabilidad del accidente y se niega a pagar la compensación completa a quienes sufrieron daños económicos debido al desastre[42].

El desastre ecológico del Prestige

Hace referencia al accidente del Prestige y su posterior hundimiento en 2002, así como a la marea negra que provocó y que afectó a 2000 kilómetros de costa española y francesa.

El 13 de noviembre de 2002, el petrolero monocasco Prestige se accidentó en una tormenta mientras transitaba cargado con 77 000 toneladas de fuel óleo frente a la costa de la Muerte, en el noroeste de España, y tras varios días de maniobra para su alejamiento de la costa gallega se acabó hundiendo a unos 250 km de la misma. El vertido de la carga causó una de las catástrofes medioambientales más grandes de la historia de la navegación, tanto por la cantidad de contaminantes liberados como por la extensión del área afectada, una zona comprendida desde el norte de Portugal hasta las Landas de Francia. El episodio tuvo una especial incidencia en Galicia, donde causó además una crisis política y una importante controversia en la opinión pública.

El derrame de petróleo del Prestige ha sido considerado el tercer accidente más costoso de la historia, pues la limpieza del vertido y el sellado del buque tuvieron un coste de 12 000 millones de dólares según algunas fuentes[43].

Recientemente la Sala Penal del Tribunal Supremo ha condenado a dos años de prisión por delito medioambiental a Apostolos Mangouras, capitán del Prestige. El fallo corrige la sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña, que en noviembre de 2013 se limitó a condenar a Mangouras por desobediencia grave por haber tardado tres horas en aceptar el remolcado del buque cuando este ya zozobraba frente a las costas gallegas. La nueva sentencia, al incluir el delito contra el medio ambiente, abre la puerta a indemnizaciones por responsabilidad civil, que el fiscal Luis Navajas había solicitado por valor de 4.328 millones de euros[44].

El caso del escándalo de la leche adulterada en China

En Pekín la justicia acusó de poner en peligro la seguridad pública y ordenó la ejecución de dos personas por su implicancia en el escándalo de la leche contaminada con melamina, que afectó a más de 300.000 niños y causó la muerte de seis de ellos, además de crear una gran desconfianza hacia los productos provenientes del país asiático.

El Tribunal Popular Intermedio de Shijiazhuang, de la provincia de Hebei, condenó a los ejecutados, por poner en peligro la seguridad pública al producir y vender varios centenares de toneladas de concentrado de melamina. La sentencia fue aprobada por el Tribunal Supremo Chino.

Los ejecutados fueron hallados culpables de producir más de 1670 toneladas de concentrado proteico a base de melamina contaminando la leche de la empresa Sanlu.

Esta marca líder del mercado Chino y que terminó en bancarrota, fue el centro del escándalo de la leche adulterada con melamina, un químico que pude causar cálculos renales y es usado para la fabricación de plásticos, fertilizantes e incluso concreto. Su alto contenido de nitrógeno permite que los niveles de proteínas luzcan más elevados cuando se agrega a la leche.

Este caso de adulteración, descubierto en septiembre de 2008, causo un enorme escándalo en China y más allá de sus fronteras, acarreando el retiro en el mundo entero de productos lácteos chinos[45]

El accidente nuclear de Fukushima I

Ocurrido en la Central nuclear Fukushima I el 11 de marzo de 2011, comprende una serie de incidentes, tales como las explosiones en los edificios que albergan los reactores nucleares, fallos en los sistemas de refrigeración, triple fusión del núcleo y liberación de radiación al exterior, registrados como consecuencia de los desperfectos ocasionados por el terremoto de Japón oriental.

La central nuclear Fukushima I, diseñada por la compañía estadounidense General Electric inició su construcción en 1967, inició su funcionamiento en 1971. La central se compone de seis reactores nucleares del tipo BWR que juntos constituyen uno de los 25 mayores complejos de centrales nucleares del mundo con una potencia total de 4,7 GW. Fue construida y gestionada independientemente por la compañía japonesa TEPCO.

A pesar de saberse que en la región podían ocurrir tsunamis de más de 38 metros, la central sólo contaba con un muro de contención de 6 metros y numerosos sistemas esenciales se encontraban en zonas inundables. Estas deficiencias de diseño se demostraron críticas en el porvenir del siniestro.

Tras el fallo de los sistemas de refrigeración de los reactores de la central nuclear se realizaron emisiones controladas de gases radiactivos al exterior, para reducir la presión en el recinto de contención. Se emitió al exterior una cantidad no determinada de partículas radiactivas.

El día domingo 27 de marzo se detectó en el agua del interior de las instalaciones un nivel de radiación cien mil veces por encima de lo normal, posiblemente procedente de una fuga del reactor número 2. Estos niveles de radiación dificultaban las labores de los operarios. Asimismo los niveles de yodo radiactivo en el agua de mar en las inmediaciones de la central eran 1.850 veces mayores que los que marcan los límites legales. También se detectó plutonio fuera de los reactores, procedente posiblemente del reactor número 3, el único que trabajaba con ese elemento.

Pocos días después del accidente se detectó yodo radiactivo en el agua corriente de Tokio, así como altos niveles de radiactividad en leche producida en las proximidades de la central y en espinacas producidas en la vecina Prefectura de Ibaraki. Una semana después del accidente se pudieron detectar en California partículas radiactivas procedentes de Japón, que habían atravesado el Océano Pacífico. Algunos días después se detectó yodo radiactivo en Finlandia, si bien en ambos casos se descartaba que los niveles de radiación detectados fuesen peligrosos.

El día miércoles 27 de abril se detectó en España, y en otros países de Europa según el Consejo de Seguridad Nuclear, un aumento de yodo y cesio en el aire, proveniente del accidente de Fukushima. El Consejo de Seguridad Nuclear afirmó que no existía peligro para la salud.

Una grieta en la estructura del reactor empezó a liberar material radiactivo al mar, haciendo que el contenido en yodo radiactivo fuese en algunos momentos en las aguas circundantes de hasta 7,5 millones de veces superior al límite legal y que el cesio estuviese 1,1 millones de veces por encima de esos límites. Los primeros intentos de sellar la grieta con cemento y otros métodos fracasaron. La compañía Tepco, a inicios de abril, empezó a verter al mar 11.500 toneladas de agua contaminada radiactivamente para liberar espacio dentro de la central con objeto de albergar otras aguas aún más contaminadas del interior de los reactores.

El día 17 de marzo, la cifra total de personas afectadas directamente por el incidente en la central era de veintitrés personas heridas y más de veinte afectadas por la contaminación radiactiva. Dos personas que estaban desaparecidas desde el día del terremoto fueron encontradas muertas el 1 de abril, aunque su muerte posiblemente se produjo por heridas producidas por el maremoto, y no por la radiación.

El viernes 1 de abril se comunicó que al menos 21 operarios pertenecientes al retén que permanecía en Fukushima para intentar controlar los reactores de la planta ya sufrían una aceleración en el ritmo de alteración del ADN por efecto de la radiación.

El gobierno japonés reconoció que la central nuclear no podrá volver a ser operativa y que se desmantelará una vez que se haya controlado el accidente[46].

El uso de amianto en los materiales de construcción en Italia

El Tribunal de Turín (Piamonte) ha condenado a 16 años de cárcel a los jefes de la multinacional Eternit que usó amianto para sus materiales de construcción en Italia durante años. El veredicto de la primera instancia establece que el multimillonario suizo, expropietario del grupo, Stephan Schmidheiny, de 65 años, y el exdirigente, el barón belga Louis De Cartier, de 91, provocaron un desastre ambiental doloso y no cumplieron con los requisitos mínimos de seguridad laboral. Su conducta provocó la muerte de 2.191 personas, mientras otras 665, entre vecinos y trabajadores de la planta de Casale Monferrato (menos de 100 kilómetros al este de Turín), enfermaron por la exposición al amianto.

El juicio comenzó en diciembre de 2009 y ha sido uno de los procesos más importantes celebrados al otro lado de los Alpes. La lectura de los nombres de las seis mil personas constituidas en parte civil ha llevado tres horas al juez. Solo en el pueblo de Casale Monferrato, desde 1956 hasta el cierre de la planta en 1986 fallecieron más de 1.500 personas, entre trabajadores y vecinos[47].

La minería a cielo abierto en India

En Dhanbad décadas de minería a cielo abierto han dejado a esta ciudad, en el corazón de los cambos de carbón de India, como un ardiente paisaje lunar, con montañas de escoria negra, aire sulfuroso y residentes enfermos.

Pero en lugar de reclamar estas colinas o reconsiderar su explotación, el gobierno excava más profundo en una fiebre de carbón que podría empujar al mundo a un cambio climático[48] irreversible y volver a las ciudades indias –de por sí de las más contaminadas del mundo- aún más inhabitables, afirman los científicos “Si India se enfrasca más y más en carbón, todos estamos condenados”, dijo uno de los principales científicos del clima en el mundo.

Las ciudades indias ya son las más contaminadas del mundo. Se estima que 37 millones de indios podrían ser desplazados por los crecientes mares para 2050, muchos más que en cualquier otra nación.

Las ciudades del país se encuentran ente las más calientes del mundo. El Tráfico, que aumentará con la nueva actividad minera, ya es el más mortal del mundo. Y la mitad de los habitantes son campesinos que dependen del agua del deshielo de glaciares y de monzones cada vez más irregulares. El noventa por ciento del carbón indio es de minas a cielo abierto, que cobran un precio ecológico mucho más alto, ya que las minas y plantas de energía afectan directamente a millones de habitantes. El envenenamiento por mercurio ha maldecido a generaciones de aldeanos con cuerpos deformes, caries dentales y trastornos mentales.

Los residentes acusan al gobierno de permitir que los incendios ardan y que la contaminación los envenene como una manera de hacer salir a la gente de su tierra necesaria para la fiebre del carbón en india.

El gobierno desea más carbón, pero esta tirando a la basura a su gente para conseguirlo.

Las autoridades del gobierno que manejan el negocio, negó que haya negligencia en los incendios y la contaminación, pero admitió sin reparos que decenas de miles de residentes deben ser desplazados para satisfacer las necesidades de carbón y el ministro de energía dijo “Occidente tendrá que reconocer que tenemos las necesidades de los pobres”[49].    

La fumigación con agroquímicos en Argentina

En el año 2012 la Cámara Criminal de la provincia de Córdoba en un  fallo que se ha convertido en histórico, dado que fue la primera sentencia condenatoria de nuestro país y del  continente, sobre un caso de fumigación con sustancias químicas prohibidas en campos cultivados cercanos a poblados, por presuntos efectos nocivos a la salud pública a través de contaminación ambiental.

Particularmente debe destacarse que en la sentencia se consideró por mayoría que los imputados -el explotador quien adquirió agroquímicos prohibidos para pulverizar los campos de su propiedad y al fumigador que mediante la utilización de una avioneta y un tractor de los denominados “mosquito” efectuó la tarea en varias ocasiones- tuvieron conocimiento de la toxicidad -reconocida por la Organización Mundial de la Salud- de los productos utilizados y de que se trataba de una tarea prohibida por una ley provincial (Ley 9164 de productos químicos o biológicos de uso agropecuario) y una ordenanza municipal (Ordenanza n° 10590 que fija la distancia mínima de fumigación con zonas pobladas en dos mil quinientos metros), debido a la cercanía de un barrio poblado declarado en emergencia sanitaria, incrementando con ello el riesgo para la salud de sus habitantes al contaminar el ambiente de un modo peligroso para la salud en los términos del artículo 55 de la ley 24.051.

En el caso se detectó que veintitrés niños del Barrio Ituzaingó -contiguo a los campos fumigados- tenían restos de plaguicida en sangre y también una llamativa cantidad de enfermos de cáncer, al punto que fue ésta última circunstancia la que provocó la movilización de sus habitantes y la posterior declaración en emergencia sanitaria de la zona. La trágica imagen que se describe en la sentencia -numerosas personas que cubren sus cabezas con pañuelos- no resulta un paisaje aislado, dado que la contaminación ambiental se repite en distintos pueblos del país que se encuentran expuestos a las fumigaciones con agroquímicos altamente tóxicos, sin suficiente control de las autoridades[50].

En provincias como Misiones, Córdoba, Santiago del Estero, Chaco, Santa Fe, Corrientes y Buenos Aires se investigan otros episodios relacionados con la pulverización con agroquímicos prohibidos o permitidos pero utilizados irresponsablemente -sin seguir las instrucciones de uso-, los cuales podrían derivar en malformaciones genéticas, cáncer y otras enfermedades capaces de producir la muerte de quienes se hallan expuestos a sus efectos[51].

Un caso de cáncer asociado al uso de polvo de talco

Un jurado de Los Ángeles (EEUU) ha condenado el 18 de agosto de 2017 al gigante farmacéutico y de productos de higiene Johnson & Johnson (J&J) a pagar 417 millones de dólares (unos 353 millones de euros) a una mujer que sufrió cáncer de ovarios tras utilizar durante años el polvo de talco de la compañía (Johnson’s Baby Powder). El tribunal ha condenado a la multinacional por considerar que no advirtió correctamente del riesgo de cáncer vinculado al uso de sus productos de talco.

Según ha informado el diario Los Ángeles Times, se trata de la mayor condena hasta ahora contra Johnson & Johnson. Sin embargo, no es el único caso relacionado con los polvos de talco que ha llevado a la compañía al banquillo y a una posterior condena. Además, aún en curso, existen un gran número de denuncias en las que se investiga la omisión de avisos por parte de la compañía sobre los peligros de padecer cáncer si se empleaban estos productos. De acuerdo con este diario, todavía hay más de 300 demandas pendientes en este sentido en California y más de 4.500 denuncias en todo el país.

A la denunciante, Eva Echeverria, se le diagnóstico cáncer de ovarios en 2007.En su declaración por este caso, Echeverria aseguró que usó un producto de Johnson & Johnson durante décadas. A Echeverria se le extirpó el tumor pero no pudo asistir al juicio por su delicado estado de salud, según uno de sus abogados.

El jurado deliberó durante dos días y condenó a Johnson & Johnson a abonar 70 millones de dólares a Echeverria como indemnización y a pagar 347 millones de dólares más como sanción[52].

6. Conclusión.

A modo de síntesis del trabajo deseamos destacar la urgencia de desarrollar normas, convenios o tratados internacionales en la materia con una visión sobre la necesidad de prevenir la afectación del ambiental y en los casos en que se compruebe grave daño ambiental puedan aplicarse sanciones ejemplares y más acordes en cuanto a su tipo y monto que las analizadas. También la formación de nuevos operadores para que a través de la utilización de multidisciplinas y nuevas tecnologías puedan dar respuesta a esta nueva problemática mundial que puede llegar a poner en riesgo la existencia de la humanidad.


[1]http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?type=TA&reference=P7-TA-2011459 &language= ES&ring= A7-2011-0333.Ver también por su interés las directivas que se citan allí.                                                                                                                                                 

[2] La Delincuencia Organizada cuando transcurre el inicio del nuevo milenio bajo la nueva era de la revolución tecnológica, ha trascendido su dimensión nacional para insertarse dentro de las relaciones internacionales, constituyendo junto con la pobreza, el hambre, la guerra, y la enfermedad, un quinto jinete del Apocalipsis, pues el poder que han alcanzado estos grupos permite sustituir al poder estatal, encontrándose en muchas regiones del mundo que la ley que impera, es la que determinan los clanes mafiosos, ya sea  por la fuerza directa contra los organismos policiales, o mediante la complicidad de los mismos que han sido corrompidos. Rodríguez García, Mariano.Los delitos trasnacionales. Ámbito Jurídico.com.br                                

[3] Este es un punto crucial que permite el desarrollo de estos grupos mafiosos, ya que la falta de control estatal, las dificultades a la hora de aplicar las legislaciones nacionales penales, muchas veces obsoletas, crean un caldo de cultivo para que estas asociaciones no solo se creen y desarrollen, sino que se estratifiquen penetrando en las propias instituciones que deberían combatirlos, generalizando la corrupción y la inseguridad ciudadanas, de forma tal que se convierten en un estado dentro del estado, que mueve los hilos de las políticas nacionales, afectando con esas decisiones a la comunidad internacional con la comisión de delitos que trascienden los marcos nacionales. Rodríguez García, Mariano.Los delitos trasnacionales. Ámbito Jurídico.com.br.

[4] Este punto es un factor clave para la permanencia en el tiempo de este tipo de organizaciones, pues mediante el efecto globalizado de las tecnologías, los sectores laborales a la vez que se vuelven más especializados y más técnicos, requieren de una gama más amplia de conocimientos y habilidades, no siempre infortunadamente a la mano de inmensos grupos sociales de extracción humilde, que no encuentran una salida decente a su situación de miseria y abandono de la sociedad, impulsándolos irremediablemente a las manos de estas agrupaciones criminales que les abren posibilidades monetarias superiores a sus expectativas en la vida directo a la comisión de actividades ilícitas con ganancias jugosas que poseen grandes mercados en distintas regiones del mundo. Rodríguez García, Mariano.Los delitos trasnacionales. Ámbito Jurídico.com.br.

[5] A veces por determinadas circunstancias propias de cada región, la voluntad del estado, se muestra de cierta manera tolerante con la presencia de estas mafias que pueden en aras de mantener a salvo de la persecución estatal, prestar ciertos servicios al propio gobierno local y en no pocas ocasiones nacional.  Casos de estos se pueden dar para eliminar a la oposición de contrarios políticos, mantener la estabilidad ante movimientos sociales, instaurar una dictadura tiránica, colaborar con los órganos de inteligencia nacional, intereses de empresarios, amén de otras prestaciones necesarias. Rodríguez García, Mariano.Los delitos trasnacionales. Ámbito Jurídico.com.br.

[6] Producto de las desigualdades que se observan en los países subdesarrollados, existe un incremento de los movimientos migratorios, por lo general personas de escasos recursos, en busca de mejores oportunidades, quienes sirven para beneficio de los grupos organizados transfronterizos en la comisión de delitos transnacionales (recuérdese el Tráfico de Persona, Trata de Blancas y de Niños, Tráfico de Personas), así como para utilizarlos no ya como objeto del delito en sí mismos sino como cómplices y carne de cañón en las operaciones más arriesgadas de ser descubiertas por la policía. Rodríguez García, Mariano.Los delitos trasnacionales. Ámbito Jurídico.com.br.

[7] La denominada Red de Redes (Internet), los sistemas computarizados y automáticos modernos, las comunicaciones en general permiten de forma relativamente fácil cometer delitos transnacionales y luego esconder las ganancias dentro de los negocios y recursos financieros legítimos, pero eso no sería totalmente eficiente sin los instrumentos financieros, dentro de los que mencionamos: La compra de acciones para su custodia o para ser entregados en garantías de operaciones de inversión. Creación de sociedades legales con aportes societarios que llegan a través de transferencias bancarias que avalan la seriedad de los fondos recibidos. Avales y garantías para obras públicas, privatizaciones o fideicomisos que permitirán colocar los fondos en el ámbito financiero formal. Apertura de ventas a nombre de diferentes sociedades y en diversas monedas con el fin de transferir los fondos constantemente entre ellas. Rodríguez García, Mariano.Los delitos trasnacionales. Ámbito Jurídico.com.br.

[8] Este punto es uno de los más demostrativos de los efectos de la globalización, pues al agilizarse las comunicaciones se hacen más operacionales las actividades ilegítimas de las cuales se sustentan estos grupos, pues ya desde cualquier lugar del globo terráqueo no solo se pueden cometer delitos a distancia, sino que se pueden guardar y ocultar las ganancias de los mismos así como conformar empresas aparentemente legales, con el dinero sucio al cual las transacciones comerciales limpian de forma que no pueda probarse su procedencia, es decir crean los agujeros legales que permiten la penetración de estas agrupaciones.

Amén de que los factores anteriormente explicados apoyan de alguna forma u otra la comisión de delitos transnacionales, son precisamente estos dos  últimos son los que demuestran fehacientemente que los grupos organizados transnacionales constituyen una de las fuentes importantes que tienen los delitos transnacionales. Rodríguez García, Mariano.Los delitos trasnacionales. Ámbito Jurídico.com.br.

[9] Precisamente la colaboración internacional, a pesar de que estos delitos no pueden considerarse dentro de esta clasificación, sino que solo requieren estos organismos supranacionales para una mejor coordinación de las agencias de policía que combaten estos delitos. La dificultades que mencionadas en el acápite anterior nos da una medida de la necesidad de crear estas asociaciones por decirlo de algún modo entre países, de acuerdo a las regiones involucradas y al movimiento del crimen organizado transnacional en esas zonas, pues al igual que las realidades de los países, las mafias aún las que tienen carácter transnacional tienen características propias que las hacen más vulnerables a determinadas tácticas policiales, además de los modus operando y la naturaleza de las actividades a que se dedican que crean brechas dentro de la Ley e Silencio de estos grupos además de la compartimentación de las actividades a las que se dedican. Rodríguez García, Mariano.Los delitos trasnacionales. Ámbito Jurídico.com.br.

[10]  U. Manizales. Delitos internacionales-Delitos transnacionaleshttp://www.slideshare.net/limaes82/derecho-internacional-delitos-trasnacionales

[11] Delincuencia organizada transnacional. Delito ambiental: el tráfico ilícito de fauna silvestre y madera. http://www.unodc.org/toc/es/crimes/environmental-crime.html.

[12] Los delitos contra el medio ambiente constituyen un problema internacional cada vez mayor, cuyo impacto transciende las fronteras de cada país, alerta el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Agencia INTERPOL, de Estados Unidos. De acuerdo con información del PNUMA, los crímenes ambientales transnacionales van desde el comercio ilegal de animales silvestres y de maderas, hasta el contrabando de sustancias que agotan la capa de ozono y la práctica de pesca ilegal. Representantes de ambas entidades se reunieron en Nairobi para analizar los efectos y las consecuencias de esas actividades delictivas, con el objetivo de delimitar estrategias que fortalezcan el combate del crimen organizado transnacional. Achim Steiner, Secretario Ejecutivo del PNUMA, recordó que esos delitos afectan severamente a todos los sectores de la sociedad y al desarrollo de los países, pues es común que se encuentren vinculados con la explotación de las comunidades más pobres. Los grupos del crimen organizado que delinquen contra la naturaleza, generalmente cometen otros crímenes como las violaciones a las garantías fundamentales, distintos tipos de violencia, generan conflictos  sociales, lavan dinero y alientan la corrupción, aseguró Steiner. Sólo el comercio ilegal de animales genera ganancias de entre 15 mil y 20 mil millones de dólares cada año, lo que lo coloca como la actividad ilícita más rentable para las bandas criminales, únicamente detrás del narcotráfico y la trata, según cifras del PNUMA. Steiner aseguró que la alianza del Programa sobre el Medio Ambiente,  y otras agencias de las Naciones Unidas y la INTERPOL, conseguirá reforzar las acciones internacionales para combatir los crímenes contra el medio ambiente. La INTERPOL en coordinación con la Oficina contra las Drogas y el Delito (UNODC) se centrarán en el desarrollo de estrategias para combatir la criminalidad, mientras que el PNUMA contribuirá con la promoción de leyes y herramientas que protejan al medio ambiente y promuevan la sustentabilidad, concluyó el funcionario internacional. Delitos ambientales son cada vez más transnacionales. CERIGUA Jueves, 07 de noviembre de 2013.

[13] Delitos contra el medio ambiente. Criminalidad. Interpol. http://www.interpol.int/es/Criminalidad/Delitos-contra-el-medio-ambiente/Delitos-contra-el-medio-ambiente.

[14] Delitos contra el medio ambiente. Criminalidad. Interpol. http://www.interpol.int/es/Criminalidad/Delitos-contra-el-medio-ambiente/Delitos-contra-el-medio-ambiente.

[15] Delitos contra el medio ambiente. Criminalidad. Interpol. http://www.interpol.int/es/Criminalidad/Delitos-contra-el-medio-ambiente/Delitos-contra-el-medio-ambiente.

[16] Delitos contra el medio ambiente. Criminalidad. Interpol. http://www.interpol.int/es/Criminalidad/Delitos-contra-el-medio-ambiente/Delitos-contra-el-medio-ambiente.La respuesta de INTERPOL. En el marco de la economía global actual, es necesario adoptar una estrategia internacional para combatir este tipo de delincuencia. Por ser la única organización cuya misión es intercambiar y tratar información policial a escala mundial, INTERPOL está especialmente cualificada para liderar esta iniciativa.   

Programa de INTERPOL sobre Delitos contra el Medio Ambiente: dirige  operaciones regionales y mundiales para desmantelar las redes delictivas que se encuentran detrás de los delitos medioambientales,  utilizando para ello el análisis de información policial; produce  manuales,  guías y otro tipo de  materiales sobre buenas prácticas en materia de aplicación de la ley a escala internacional, y coordina su utilización; proporciona a los organismos encargados de la aplicación de las leyes sobre medio ambiente acceso a los servicios de INTERPOL mediante el refuerzo de sus enlaces con las Oficinas Centrales Nacionales; colabora con el  Comité sobre Delitos contra el Medio Ambiente para definir la estrategia y la dirección del Programa.

El  Grupo de Trabajo de INTERPOL sobre Delitos contra la Flora y la Fauna Silvestres y el  Grupo de Trabajo de INTERPOL sobre Delitos de Contaminación congregan a investigadores policiales de todo el mundo con objeto de intercambiar información e iniciar proyectos específicos para combatir determinados ámbitos de la delincuencia medioambiental.

[17] Delincuencia organizada trasnacional. La economía ilegal mundializada. Disponible en: http://www.unodc.org/toc/es/crimes/organized-crime.html                        

[18]   Delincuencia organizada transnacional. Delito ambiental: el tráfico ilícito de fauna silvestre y madera http://www.unodc.org/toc/es/crimes/environmental-crime.html.

[19] Delincuencia organizada trasnacional. La economía ilegal mundializada. Disponible en: http://www.unodc.org/toc/es/crimes/organized-crime.html                             

[20] Delincuencia organizada trasnacional. La economía ilegal mundializada. Disponible en: http://www.unodc.org/toc/es/crimes/organized-crime.html    

[21]Delincuencia organizada trasnacional. La economía ilegal mundializada. Disponible en: http://www.unodc.org/toc/es/crimes/organized-crime.html    

[22] http://www.un.org/womenwatch/daw/beijing/pdf/BDPfA%20S.pdf

[23] Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito Viena. Compendio de Casos de Delincuencia Organizada. Recopilación comentada de casos y experiencias adquiridas. Disponible en: https://www.unodc.org/documents/organized-crime/SpanishDigest_Final291012.pdf.

[24]Delincuencia organizada trasnacional. La economía ilegal mundializada. Disponible en: http://www.unodc.org/toc/es/crimes/organized-crime.html

[25]Delincuencia organizada trasnacional. La economía ilegal mundializada. Disponible en: http://www.unodc.org/toc/es/crimes/organized-crime.html    

[26]Delincuencia organizada trasnacional. La economía ilegal mundializada. Disponible en: http://www.unodc.org/toc/es/crimes/organized-crime.html    

[27] Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito Viena. Compendio de Casos de Delincuencia Organizada. Recopilación comentada de casos y experiencias adquiridas.

https://www.unodc.org/documents/organized-crime/SpanishDigest_Final291012.pdf.

[28] Véanse las decisiones adoptadas por la Conferencia en los documentos CTOC/COP/2008/19 (en particular, decisión 4/2) y CTOC/COP/2010/17 (en particular, decisiones 5/1 y 5/6).

[29] Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito Viena. Compendio de Casos de Delincuencia Organizada. Recopilación comentada de casos y experiencias adquiridas. Disponible en:

https://www.unodc.org/documents/organized-crime/SpanishDigest_Final291012.pdf.

No debe olvidarse, sin embargo, que el tráfico ilícito de especies de flora y fauna en peligro de extinción, así como los delitos en contra del patrimonio cultural, ya habían sido mencionados en el último párrafo del preámbulo de la resolución 55/25 como delitos en contra de los cuales la Convención de Palermo constituirá una herramienta eficaz y proporcionará el marco jurídico necesario para la cooperación internacional.

Nuevas características importantes de estos delitos “emergentes” podrían requerir la adopción de intervenciones específicas. Por ejemplo, aquellos relacionados con bienes culturales y especies protegidas podrían sugerir regulaciones administrativas preventivas del mercado internacional lícito o, según lo indicado por los expertos que presentaron los casos, el establecimiento de una mejor cooperación con la sociedad civil, especialmente con los compradores finales. Otras medidas preventivas podrían incluir la promoción del comercio responsable, o instar a categorías profesionales específicas asociadas a menudo con estos delitos, a adoptar códigos de conducta, o a considerar el establecimiento de niveles más altos de diligencia debida para ellos. Más en general, en el área de la protección ambiental, muchos expertos consideran que las herramientas en la ley penal internacional no están hoy en día adecuadamente desarrolladas. Además, en las áreas del delito cibernético, existe obviamente la necesidad de técnicas de investigación y habilidades profesionales especiales. Sin embargo, las peculiaridades de esos delitos y las perspectivas especiales de contrarrestarlos no necesariamente imponen una separación absoluta de estos crímenes de otras categorías de delitos de la delincuencia  organizada. Por el contario, los casos respaldan esta primera “experiencia adquirida”. Experiencia adquirida: a pesar de las características especiales de delitos emergentes particulares, los casos parecen confirmar que los métodos investigativos y procesales, ya adoptados para delitos de la delincuencia organizada más tradicionales, han demostrado ser apropiados y fructíferos también en procedimientos relacionados con esos “nuevos” delitos, cuando se cometen de manera organizada. Por ejemplo, los casos brasileños sobre delitos ambientales y el caso sobre delitos cibernéticos, ponen en evidencia la importancia de imponer el delito de participación en un grupo delictivo organizado y de la capacidad relacionada de arrestar y procesar un número muy alto de presuntos delincuentes. Esto reafirma de alguna forma el papel de desmantelar toda la red delictiva de personas involucradas en estos delitos, y de eliminar toda una clase de conducta delictiva en un país determinado. En todos los casos allí mencionados, se ha utilizado la técnica investigativa de la interceptación telefónica y otras formas de vigilancia electrónica; en todos los casos, se han explotado modalidades avanzadas de cooperación internacional (tanto de aplicación de la ley como judiciales).

Dentro de Naciones Unidas, el problema del rol de la ley penal en la protección del medio ambiente y el desarrollo de normas relacionadas de la ley penal internacional se trató, entre otras cosas, de manera marginal durante el Decimosegundo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal, llevado a cabo en Salvador, Brasil, del 12 al 19 de abril de 2010.  El Congreso, en su declaración política de cierre, la “Declaración de Salvador sobre estrategias amplias ante problemas globales: los sistemas de prevención del delito y justicia penal y su desarrollo en un mundo en evolución” (op. par. 14 doc. A/CONF.213/18), reconoció el desafío que presentan las formas emergentes del delito que tienen un impacto significativo sobre el medio ambiente, e insta a los Estados Miembros a reforzar su prevención del delito, su legislación de justicia penal y sus políticas y prácticas en esta área, para mejorar la cooperación internacional, la asistencia técnica y el intercambio de mejores prácticas.

[30] Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito Viena. Compendio de Casos de Delincuencia Organizada. Recopilación comentada de casos y experiencias adquiridas. Disponible en:

https://www.unodc.org/documents/organized-crime/SpanishDigest_Final291012.pdf.

[31] “Declaración de Salvador sobre estrategias amplias frente a retos mundiales: los sistemas de prevención del delito y justicia penal y su evolución en un mundo en cambio”, doc. A7CONF.213/18,op.pár.14. En el mismo Congreso, el Instituto Internacional de Altos Estudios de Ciencias Criminales y la Asociación Internacional de Ley Penal presentaron un informe (doc. A/CONF.213/NGO/10) enfocándose el impacto limitado de los instrumentos legales internacionales existentes (Convenciones y otros) relacionados con la protección del medio ambiente en la producción de normas de ley penal, especialmente en el ámbito internacional. El informe contiene un análisis sintético de prospectos opcionales para el desarrollo de un diálogo mundial sobre el rol de la ley penal, al igual que varias formas potenciales en las cuales las normas penales internacionales podrían contribuir a la protección del medio ambiente.

[32] Para una descripción de la naturaleza y funciones de esta oficina especializada del Ministerio Público, véase párrafo 96. Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito Viena. Compendio de Casos de Delincuencia Organizada. Recopilación comentada de casos y experiencias adquiridas. https://www.unodc.org/documents/organized-crime/SpanishDigest_Final291012.pdf.

[33] Arce Aggeo, Miguel A., Introducción a la teoría comunicativa del delito, Editorial Universidad, Buenos Aires 2006, p. 118.

[34] Gómez, Graciela. Urge la creación de una Corte Penal Internacional para el Medio Ambiente. Publicado en el sitio web Nogal de Vida el 27 de noviembre de 2013 y en Revista de Derecho Ambiental y Recursos Naturales n°10.  Allí denuncia otros hechos como: el de Kiribati y las Maldivas (2008) el aumento de los océanos debido al cambio climático obligará a la migración de más de 350 mil habitantes y que en Indonesia la deforestación en palabras emprendidas por el gobierno, en la práctica parece continuar, con brotes de importancia internacional. Selvas tropicales de Indonesia están desapareciendo, derribadas por empresas sin escrúpulos para producir papel y aceites de palma u otros productos a precios bajos. Los bosques de Indonesia son uno de los ecosistemas más importantes del planeta, esencial como productores de oxígeno, tal como sumidero de carbono para mitigar los problemas del clima global, como custodios de especies animales como el orangután y el tigre de Sumatra, como hábitat del 12% de mamíferos, el 15% de los reptiles y el 17% de las aves del planeta.

En igual sentido que en el Mar Mediterráneo más precisamente en Haven, se vertieron más de 134.000 toneladas de petróleo en el fondo del mar de Liguria en 1991 por el incidente de un buque que todavía produce efectos negativos en el ecosistema. Pero, sobre todo, no se activará la instalación de la red de seguridad, por ejemplo, la prohibición de la navegación en los mares cerrados para los petroleros o de carga de los residuos industriales que, después de estos desastres, se podría haber esperado. Danubio, Europa Oriental. Ocurrido el 31 de enero de 2000 en donde una gran cantidad de cianuro de 50km de ancho escapo de una mina de oro y esmeralda ubicada en Rumania. Dos afluentes, los cuales fueron declarados muertos por los científicos, le permitieron llegar al Danubio, desde donde se señalo en la desembocadura del río Azul, el humedal más grande y más valioso de Europa. Sin embargo, diez años más tarde, un incidente similar se repitió, esta vez con una marea roja de metales tóxicos. Golfo de México, EE.UU. Los derrames de petróleo de los oleoductos submarinos de la plataforma Deepwater Horizon en el golfo de BP México ha sido el daño ambiental más grave e la historia de EE.UU. El 20 de abril de 2010, durante la construcción de un pozo a 1.500 metros de profundidad en el en el Golfo, experimenta una explosión y un incendio, con el derrame de petróleo de las profundidades del fondo marino y semanas para tapar la fuga. También registró once muertos, muertes masivas de animales marinos, el deterioro del medio ambiente y excursiones a las costas de Louisiana. Finalmente, Alberta, Canadá en 2012 la explotación de las arenas bituminosas, a los pies de las Montañas Rocosas, que están diseñadas para 2 billones de barriles de aceite sucio, es considerado por muchos organismos internacionales como la actividad industrial más perjudicial en el planeta.                 

[35] Arce Aggeo, Miguel A., Introducción a la teoría comunicativa del delito, Editorial Universidad, Buenos Aires 2006, p. 121/2.

[36] Arce Aggeo, Miguel A., Introducción a la teoría comunicativa del delito, Editorial Universidad, Buenos Aires 2006, p. 124.

[37] Arce Aggeo, Miguel A., Introducción a la teoría comunicativa del delito, Editorial Universidad, Buenos Aires 2006, p. 125/6.

[38] Arce Aggeo, Miguel A., Introducción a la teoría comunicativa del delito, Editorial Universidad, Buenos Aires 2006, p. 128.

[39] http://es.wikipedia.org/wiki/Desastre_de_Bhopal. Ver también Una condena insultante por la tragedia de Bhopal-India-RFI y Bhopal-El mayor desastre de la industria química-Eco Salud.

[40] http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_de_Chernobil

[41]http://www.amazoniaporlavida.org/es/Parque-nacional-Yasuni/el-peor-desastre-petrolero-del-mundo-texaco-en-la-amazonia-ecuatoriana.html

[42] http://www.ecologistasenaccion.org/article22826.html. Ante el caso de Exxon Valdez, Ecologistas en Acción exige:

Actualizar la legislación existente sobre el transporte, perforación y explotación de hidrocarburos y prohibir actividades similares en zonas de gran valor ecológico. Es un gran error suponer que los impactos de los vertidos de petróleo al mar son de corto plazo y que las concentraciones de petróleo menores son inocuas.

Que la Justicia condene, por la vía civil y penal a Exxon Mobil y a los responsables directos del accidente por cometer un delito ecológico.

Que España aprenda del caso del Exxon Valdez, así como del Prestige, y que el gobierno deje de ofrecer cualquier apoyo o ayuda a las empresas transnacionales petroleras españolas, todas ellas con intereses estratégicos en negocios sucios, como la extracción de petróleo o gas en lugares de alto valor ecológico y social.

Que se paralicen las prospecciones en Canarias, Málaga, Valencia y Tarragona hasta que se garantice un plan de contingencia efectivo y se valoren las consecuencias ambientales a largo plazo de un accidente semejante en nuestros mares.

Que ante la grave incidencia de las energías fósiles sobre la salud humana y el cambio climático, se apueste de forma decidida y clara por una fuerte política de inversión en energías renovables, las cuales permiten generar mucho más empleo, contaminan muchísimo menos que los combustibles fósiles y no constituyen una grave amenaza para nuestros ecosistemas.

[43] http://es.wikipedia.org/wiki/Desastre_del_Prestige. Ver también www.ambientum.com/prestige/texto.htm; www.20minutos.es/noticia/1617114/0/claves/desastre/prestige/

[44] El Supremo condena al capitán del ‘Prestige’ por daño ambiental. politica.elpais.com/politica/2016/01/26/actualidad/1453809050_900584.html

[45] China: ejecutan a dos hombres por el escándalo de la leche adulterada, lanacion.com, 24/11/2009.

[46] http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_nuclear_de_Fukushima_I

[47] sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/14/…/1329217328_507047.html.

[48] También colaboran con este fenómeno los alimentos que en el mundo no se consumen y se desperdician que consumen un gran volumen de agua, energía y mano de obra. Al respecto desde distintos sectores, incluido el papa Francisco, llaman a tener una mayor responsabilidad. En un mundo con 842 millones de personas con hambre, se tira el 30% de la comida y hay objetos valuados en 533.000 millones de dólares sin usar. Clarín. Cambio de hábitos. Jaque a la cultura del desperdicio. Publicado el 30/11/2014. En igual sentido, cada año, lo bienes de consumo vienen envueltos en nos 207 millones de toneladas de envases que cuestan 384.000 millones de dólares. Empresas atentan al medio ambiente y a sus propias billeteras. Y por ejemplo el embalaje representan el 30 por ciento de todos los residuos sólidos urbanos en EE. UU. Efectos colaterales del consumismo. IEco, Clarín, del 30/11/2014.

[49] Gardiner Harris, India usa y padece del carbón. The New York Times, International Weekly 2014.

[50] Leo, Roberto-Asturias,  Miguel. Contaminación Ambiental por la utilización de Agroquímicos, La Ley, 22 de  marzo de 2013 y Revista Iberoamericana de Derecho Ambiental y Recursos Naturales, Número 8 y Anuario Tomo II –edición impresa-.

[51] Ver al respecto la investigación publicada el 6 de enero de 2013 en el diario Clarín sobre “El mal uso y falta de control, el drama de los chicos que crecen en pueblos fumigados”.   

[52] http://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2017/08/22/599beb07468aeb95028b45c3.html